¡Feliz día internacional de la mujer, el sexo luchador!

DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER
Hoy 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer, también conocido como el día de la mujer trabajadora; esta fecha es muy conmemorativa tanto para Grupo Siglhogar como para el mundo entero, y es que nos recuerda que no hay barreras ni separaciones entre ambos géneros sino que todos somos capaces de alcanzar nuestros sueños.
En 1857 un grupo de mujeres fuertes, luchadoras, independientes y sin miedo a romper los esquemas marcados por la sociedad lucharon por la igualdad de género y gracias a ellas, y desde ese momento, hoy en día las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres. Hace ya muchas décadas consiguieron que la mujer pudiera votar, ser madre trabajadora, compartir puestos de trabajo y obtener cargos políticos etc. Las mujeres son un ejemplo de fortaleza, constancia y libertad, ya han recorrido un largo camino y tienen que seguir luchando por la igualdad para concienciar a la sociedad de que ambos sexos tienen y tendrán los mismos derechos.
¡Feliz día a todas esas mujeres libres, que abrazan su independencia
para lograr cosas que nunca pensamos que seríamos capaces!

A continuación os dejamos el mensaje del secretario general de la ONU, Antonio Guterres,
de America donde empezó a celebrarse el día de la mujer el 8 de marzo de 1975. Un mensaje
tan poderoso como la mujer, una reflexión tan profunda que nos hace admirar nuestra historia
y ver que aún como mujeres nos queda un largo camino por recorrer.
La igualdad de género y los derechos de las mujeres son fundamentales para el progreso
mundial en las esferas de la paz y seguridad, los derechos humanos y el desarrollo sostenible.
Solo podremos restablecer la confianza en las instituciones, reconstruir la solidaridad mundial
y cosechar los frutos derivados de contar con perspectivas diferentes si hacemos frente a las
injusticias históricas y promovemos los derechos y la dignidad de todos.
En los últimos decenios, se han producido progresos notables en los derechos y el liderazgo
de las mujeres en algunas esferas. Pero estos logros distan de ser absolutos o uniformes, y
ya han desencadenado una reacción preocupante del patriarcado más arraigado.
La igualdad de género es, fundamentalmente, una cuestión de poder. Vivimos en un mundo
dominado por los hombres, con una cultura dominada por los hombres. Solo cuando
entendamos los derechos de las mujeres como un objetivo común, como una ruta hacia el
cambio en beneficio de todos, comenzaremos a inclinar la balanza.
Es fundamental aumentar el número de mujeres en instancias decisorias. En las Naciones
Unidas, he hecho de esto una prioridad personal y urgente. Hemos conseguido la paridad
de género entre quienes dirigen nuestros equipos en todo el mundo, y hay más mujeres que
nunca ocupando puestos directivos. Seguiremos impulsando estos progresos.
Sin embargo, las mujeres continúan enfrentándose a grandes obstáculos para acceder al
poder y para ejercerlo. Como ha indicado el Banco Mundial, solo seis economías otorgan a las
mujeres y a los hombres igualdad de derechos en ámbitos que afectan a su trabajo.
Si se mantiene la tendencia actual, harán falta 170 años para cerrar la brecha de género en
materia económica.
Las agendas nacionalistas, populistas y de austeridad contribuyen a la desigualdad de género
con políticas que restringen los derechos de las mujeres y recortan los servicios sociales.
En algunos países, pese a que las tasas globales de homicidio están disminuyendo, las tasas
de feminicidio están aumentando. En otros observamos un retroceso en la protección jurídica
contra la violencia doméstica o la mutilación genital femenina. Sabemos que la participación de
las mujeres hace más duraderos los acuerdos de paz, pero incluso los Gobiernos que dicen
apoyarla no respaldan sus palabras con hechos. El recurso a la violencia sexual como táctica
en los conflictos sigue traumatizando a personas y a sociedades enteras.
En este contexto, debemos redoblar nuestros esfuerzos para proteger y promover los derechos,
la dignidad y el liderazgo de las mujeres. No debemos ceder el terreno ganado durante decenios,
y hemos de presionar a favor de un cambio generalizado, rápido y radical.
El tema de este año para el Día Internacional de la Mujer, “Pensemos en igualdad, construyamos
con inteligencia, innovemos para el cambio”, aborda las infraestructuras, los sistemas y los
marcos que se han construido en gran medida conforme a una cultura definida por los hombres.
Debemos encontrar formas innovadoras de reimaginar y reconstruir nuestro mundo de manera
que funcione para todos.

Las mujeres que toman decisiones en ámbitos como el diseño urbano, el transporte y los
servicios públicos pueden aumentar el acceso de las mujeres, prevenir el acoso y la violencia, y
mejorar la calidad de vida de todos.
Esto es igualmente aplicable al futuro digital, que ya está aquí. La innovación y la tecnología son
un reflejo de sus creadores. A todos debería preocuparnos la insuficiente representación de las
mujeres en las esferas de la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas y el diseño,
y la incapacidad para retenerlas en esos sectores.
El mes pasado, en Etiopía, dediqué parte de mi tiempo a la iniciativa African Girls Can Code,
que está ayudando a reducir la brecha digital de género y a formar a las líderes tecnológicas
del mañana. Me maravilló la energía y el entusiasmo que estas chicas han aportado a sus
proyectos. Este tipo de programas no solo sirven para desarrollar habilidades, sino que
desafían los estereotipos que ponen límites a las ambiciones y los sueños de las niñas.
En este Día Internacional de la Mujer, asegurémonos de que las mujeres y las niñas contribuyen
a configurar las políticas, los servicios y las infraestructuras que afectan a la vida de todos.
Apoyemos a las mujeres y a las niñas que están derribando barreras para crear un mundo mejor
para toda la humanidad.
Antonio Guterres
Secretario General de la ONU.

En Grupo Siglhogar estamos muy orgullosos de todo nuestro equipo de trabajo, pero hoy es un
día especial para todas las mujeres luchadoras, y es que todas las mujeres que forman
parte de Publicidad Personal y de Grupo Siglhogar lo son y es por eso que queremos darle
ese reconocimiento especial a nuestras guerreras, rockys, campeonas de carreras, navegantes
del barco de los éxitos, que día a día demuestran su valía y valentía. Cada día es un nuevo reto
por cumplir y ustedes son ese vivo ejemplo de constancia y sabiduría que nos guía a
seguir adelante,  nos han enseñado la paciencia, la constancia y el esfuerzo y de cómo,
en este caso, ser mujeres independientes, trabajadoras, madres, responsables y ejemplo
de sociedad. Nuestra más grande admiración por ustedes.

¡Que grandes que sois! ¡FELICIDADES!


Comentarios

Entradas populares de este blog

Las 3 grandes metas de Grupo Siglhogar y cómo Ecofrog se adapta a ellas

Mitos y Realidades sobre las alergias a los ACAROS